solo un tema por semana,
y con que le guste al diyei alcanza

lunes, 6 de noviembre de 2017

[196] Una flor brilla en la tormenta


“Vuelvo a ver flores en la noche de lluvia”, canción tradicional china por Tong Li, y “Bridge over troubled water” de y por Simon & Garfunkel


Sigue la última serie de esta cuarta temporada (“Las diez de última”), y en esta larga y lenta despedida hoy toca doble canción: dos temas lentos y ultrasentimentales, que son, podría proponerse, la continuación lógica de los presentados antes (“Como lo hace el viento” y el “Dúo de las flores”). Aquí también habrá una fuerte conexión con la naturaleza, y también se hablará, a partir de ese contacto con los elementos naturales (el agua, las flores bellas y eternamente efímeras) de lo humano (la amistad, la melancolía, el amor presente o perdido).



Salvo eso que dije, la verdad que no, no tienen mucho en común los dos temas de hoy. El primero es chino y es más viejo que la escalapela (aunque ni cerca tan viejo como el primer tema chino que reseñé en este blog, “Tu cuello”, posteo 28, mayo de 2013). El segundo es de los amigos Simon y Garfunkel (que aparecieron juntos en el posteo 45, un gran hit de mi blog, cuando hablé de “Scarborough fair”).

La primera canción de hoy está en chino. Ya sé que la mayoría de ustedes no saben chino, y yo tampoco, pero como recordarán los que me siguen desde hace un tiempo, soy un gran intuidor de idiomas, y además tengo muchos amigos dispuestos a darme una ayuda para estas cuestiones, así que aquí verán la letra original (tanto los ideogramas como la pronunciación) más la traducción al castellano. Tengan en cuenta igualmente que, como ocurre siempre que se traduce un texto poético, la traducción nunca es exacta. Así que ténganme fe. Y paciencia.

La idea es: la cantora (o podría ser un cantor, pero ya que la canción siempre es cantada por mujeres, digamos que es la cantora) está sola en una noche de lluvia y ve cómo brotan capullos de flores nocturnas en medio del virento y la tormenta.

Llena de melancolía, con insomnio e inquietud, permanece despierta y recuerda el “viento primaveral” del ayer, un viento lleno de amor que hizo brotar mil flores (“la rosa junto al jazmín”, diría Léo Delibes) y que, sin embargo, se fue fugazmente (“como lo hace el viento”, diría el tío Joan) y ahora es solo recuerdo (bastante tanguero, el tema chino, al final de cuentas). Y las únicas flores que quedan, las únicas que siempre regresan a hacerle compañía mientras ella viaja por el mundo, son las solitarias flores fugaces que brotan en las noches de lluvia.

La versión elegida es la de Tong Li, una cantante china actual de hermosa voz, con un tono de melancólica dulzura que le va muy bien a esta canción, con la que me despido del Oriente, confiando en que siempre me quedará, al menos, el consuelo-compañía de unas florcitas tormentosas.

El videoclip elegido es una sumatoria de escenas kitsch de películas orientales que parece elaborado por la Secretaría de Turismo Antiguo de China, pero igual me gustó, así que aguantenseló.

https://www.youtube.com/watch?v=Z9jqUevpaDQ


雨夜花

打孤灯夜呀一江水弯弯
短情丝长雨夜花
苦梦短呀窗外雨茫茫
苦无眠剪愁昨夜望春


不知花落
独有雨夜花
有情有意雨夜花
伴我走天涯

打孤灯夜呀
一江水弯弯
短情丝长
昨夜望春

不知花落独有雨夜花
有情有意雨夜花伴我走天涯

打孤灯夜呀
一江水弯弯
短情丝长
雨夜花
youjian yuye hua

feng da gudeng ye ya yi jiangshui wan wan
chunfeng duan qingsi zhang you jian yuye hua
ye chang ku meng duan ya chuangai yu mangmang
ku wu mian jian chouchang zuoye wang chungfeng

chunfeng buzhi hua luo shi
du you yuye hua
youqing youyi yuye hua
ban wo zou tianya

feng da gudeng ye ya
yi jiangshui wan wan
chunfeng duan qingsi zhang
zuoye wang chungfeng

chunfeng buzhi hua luo shi du you yuye hua
youqing youyi yuye hua ban wo zou tianya

feng da gudeng ye ya
yi jiangshui wan wan
chunfeng duan qingsi zhang
you jian yuye hua


Vuelvo a ver flores en la noche de lluvia

El viento sopla en la noche solitaria
el río sinuoso gira y gira
El viento de primavera es fugaz
las ataduras del amor nunca terminan
veo otra vez flores en la noche de lluvia.

La noche es larga pero los sueños son muy cortos
la lluvia afuera cae tras la ventana
No puedo dormir me acecha la preocupación
mientras recuerdo el viento primaveral de la noche del ayer.

El viento de primavera que no sabe cuándo caerán las flores
solo quedarán las flores de la noche de lluvia.
Las flores nocturnas, afectuosas y fieles,
permanecerán a mi lado
mientras viajo hasta el fin del mundo.

El viento sopla en la noche solitaria
el río sinuoso gira y gira.
El viento de primavera es fugaz
las ataduras del amor nunca terminan
veo otra vez flores en la noche de lluvia.




Pero esto no es todo, no señores, pues nos queda una canción más hoy, mucho más conocida aquí en Occidente, “Bridge over troubled water” (“Puente sobre aguas turbulentas”), de 1970, una de las canciones más famosas, si no la más más, del famoso dúo Simon & Garfunkel.

(En inglés es en singular, “troubled water”, pero en castellano eso sonaría raro, me parece más adecuado traducirlo en plural: “aguas turbulentas”.)

La canción fue compuesta por Paul Simon (el talentoso del dúo), pero Paul quiso que la cantara Art Garfunkel, porque le parecía que le pegaba mejor con la voz de él; una decisión de la que luego Paul se arrepintió un poquito bastante, porque cada vez que Artie cantaba “Bridge”, la gente lo aclamaba de pie y él se quedaba en el piano pensando “eh loco, la canción la compuse yo, apláudanme un cacho a mí también…”.

La canción ganó una culada de Grammys, mejor tema del año, multiplatino, llegó al tope de los charts y se quedó allí seis semanas, en fin: un éxito impresionante tuvieron con este tema. Que no suena como una canción de Paul Simon (él mismo lo decía), sino más bien como un gospel, como un himno cuasi religioso, meditativo: lentón y melancólico, pero de una gran belleza, y cuya letra habla de la amistad. O del amor, pero no el amor-pasión sino el amor incondicional y desinteresado, que puede condensarse en la frase “estaré a tu lado cuando me necesites”.

Para eso, el cantor (o la cantora, pero como Paul y Art son varones, digamos el cantor) le dice a ella (es una “chica plateada”, así que aquí no hay dudas de que es una ella la destinataria de la canción) que estará de su parte, que la acompañará y la consolará cuando nadie más esté a su lado, cuando los tiempos estén bravos y los “amigos” se borren todos: él seguirá allí a su lado, siempre, sin dudar, sin condiciones, solo porque la quiere. 

Usa para expresar eso una imagen hermosa, casi bíblica, que es la que da título a la canción: “me extenderé como un puente sobre aguas turbulentas”. Es decir que para que ella cruce las “aguas turbulentas” de esos tiempos horribles, él se extenderá como un puente para dejar que ella lo pise y llegue a salvo del otro lado. Está bien, es un poco masoquista eso de querer que ella lo pise, pero la idea se entiende, ¿no? Él está dispuesto a todo por ella.

La segunda estrofa redunda redonda sobre lo mismo, “cuando caiga la noche dura y estés en la lona, yo seguiré al lado tuyo”, etcétera. Fijensé qué curioso que poco antes había salido y llegado al tope de los charts la canción “Like a rolling stone”, de Bob Dylan (que reseñé en el posteo 160, en julio de 2016), que es exactamente lo opuesto de esta canción: allá la destinataria de la canción también está en la mala, en la lona, en la puta calle, y el cantor se la pasa burlándose de ella y bardeándola mal: ni se le cruza por la cabeza ayudarla. Acá en cambio, el cantor puede dar la vida por ella, porque la ama. Como amiga, como amante, como pariente, como esposa, eso no importa (sí importa en la vida real, obvio, pero no aquí en la canción).

Con dos estrofas la canción quedaba un cacho cortona, así que pensaron agregar una más. La tercera estrofa, la que comienza “navega, muchacha plateada”, fue idea de Art Garfunkel, y Simon la escribió a partir de la idea de Art, aunque nunca lo convenció del todo esa idea. Y tiene razón, porque queda bastante (muy) rara, en esta canción en que viene repitiéndose que se extenderá como un puente para evitar las aguas turbulentas, una estrofa en la cual ahora de pronto se le dice a la destinataria que navegue. Onda, ¿no era que me ibas a evitar la navegación por las aguas peligrosas, macho? Y no es nada claro cómo la ayudaría, mientras está navegando, que él navegara justo atrás. Le tiraría un salvavidas, ponele. En fin: es sin dudas la estrofa menos lograda de las tres, la más kitsch (“todos tus sueños están en camino”…), pero no llega a arruinar la canción, que fue y seguirá siendo por siempre un himno a la amistad y a la ingeniería vial.



Bridge over troubled water

When you're weary, feeling small
When tears are in your eyes,
I'll dry them all
I'm on your side,
when times get rough
And friends just can't be found
Like a bridge over troubled water
I will lay me down
Like a bridge over troubled water
I will lay me down

When you're down and out
When you're on the street
When evening falls so hard
I will comfort you
I'll take your part
when darkness comes
And pain is all around
Like a bridge over troubled water
I will lay me down
Like a bridge over troubled water
I will lay me down

Sail on, silver girl,
Sail on by
Your time has come to shine
All your dreams are on their way
See how they shine
Oh, if you need a friend
I'm sailing right behind
Like a bridge over troubled water
I will ease your mind
Like a bridge over troubled water
I will ease your mind
Puente sobre aguas turbulentas

Cuando estés abrumada y te sientas pequeña
cuando haya lágrimas en tus ojos,
yo las secaré todas.
Estoy de tu lado
cuando los tiempos se ponen bravos
y no se puede encontrar ningún amigo,
como un puente sobre aguas turbulentas
me extenderé
como un puente sobre aguas turbulentas
me extenderé.

Cuando estés bajoneada y lejana
cuando estés en la calle
cuando la noche caiga tan dura
Yo te consolaré
Me pondré de tu parte
cuando llegue la oscuridad
y el dolor esté por todos lados,
como un puente sobre aguas turbulentas
me extenderé
como un puente sobre aguas turbulentas
me extenderé.

Navega, chica plateada,
navega adelante,
ha llegado tu hora de brillar,
todos tus sueños están en camino,
mira cómo resplandecen.
Oh, si necesitas un amigo,
yo navego justo tras de ti,
como un puente sobre aguas turbulentas
calmaré tu inquietud
Como un puente sobre aguas turbulentas
calmaré tu inquietud.

Y con esto se despide, con un hachazo en el ojo y una flor china en el ojal, mientras navega raudo hacia las cataratas, vuestro amigo por siempre, el

DJ Vago


No hay comentarios:

Publicar un comentario