solo un tema por semana,
y con que le guste al diyei alcanza

lunes, 10 de marzo de 2014

[69] Lo que Mao cantaba en la ducha



China in your hand”, de T´pau (1987)

  

Pasó finalmente, queridos lectores, lo que más temí durante los últimos dos años: conseguí trabajo.
Mi hermana la quinta, la abogada sentimental, me obligó casi a presentarme a una entrevista laboral en el Ministerio de Relaciones Exteriores, Subsecretaría de Desarrollo de Inversiones y Promoción Comercial. E hice lo que hago siempre: fui perfectamente honesto. En el 99% de los casos, eso es suficiente para lograr mis objetivos, que son mantener el statu quo y seguir siendo un desempleado; pero en este caso, aparentemente el país necesitaba urgentemente de alguien sin experiencia laboral previa, con poca (tirando a nula) energía, una innata intuición para los idiomas y una memoria auditiva importante. Así que me contrataron nomás como Asistente Técnico Nivel III, para cargar datos diversos en una computadora. Y no pude decir que no gracias mejor no, porque la jefa es amiga de mi hermana Pata, y no quiero tener más problemas familiares que los necesarios, en particular con mis fraternales sponsoras.
Hoy fue mi primer día de oficina, y mi pánico al sudor se vio aminorado cuando comprobé (después de unos minutos frenéticos en que me explicaron millones de cosas y creí que me daba un infarto) que en realidad, a pesar del nombre rebuscado, esto es un ministerio después de todo, y una persona de bien pero con pocas ganas puede pasar la mayor parte del tiempo haciendo valer su derecho al ocio calificado.
Así que, mientras removía algunos papeles haciendo vientito como para demostrar interés, leí algo que me llamó la atención, y pensé que podía servirme para el posteo semanal de este blog (mi real trabajo verdadero).

El tema de hoy, que vale como segunda entrega de la serie “Bizarro Oriente”, es “China in your hand”, del grupo inglés T´pau, liderado por Carol Decker, alias “La Pelirroja Frentona”.


El tema no es muy bueno que digamos, como pronto se darán cuenta. A pesar de ello, llegó a ser Nº 1 en los ránkings ingleses durante cuatro o cinco semanas. Por lo general, todos los que traducen la letra lo titulan “Porcelana en tu mano”, porque sucede que, en inglés, “porcelana” se dice “China”. Mi hermana la tercera me dijo que eso se llama metonimia, y yo le contesté que le creía (aunque no le creía nada: ella suele hacerme esos chistes con palabras que inventa solo para reírse de mí).

El videoclip es una preciosa obra de arte, si definimos “precioso” como “bizarrada ochentosa” y “arte” como “una cantante con más de catorce dedos de frente”. En él, ella se revuelca sola en la cama y se recalienta con un muñequito de porcelana que se transforma en un muchachito de jopo y campera de cuero, que le toca la mano mientras ella, con la otra, se mete un lápiz en la boca y lo mordisquea (al lápiz). Luego el muchacho, sin interrupción, aparece sin camisa (pero con jean) en la cama de ella, mientras ella, al lado, lo mira y no le dice nada. Empieza entonces el estribillo, en el que chocamos con la cantante de frente, que vuelve al departamento para verlo vacío. Hay una carta que pasa por la rendija de la puerta (símbolo sexual), una canilla (símbolo sexual), luego el muchacho aparece sentado en la silla y ella le tira el vaso de vino (o de cocacola) al suelo mientras lo vitupera, ella vuelve a su cama (sola) y llora, el muchacho la mira y se va por la escalera, el velador se cae solo, como en Actividad paranormal, y ella se bebe todo el vino (¡si hubiera sabido La Mona!).
Y en el minuto 2:25 se acaba por fin la canción.

No, esperen, no terminó, era un amague nomás: enseguida comienza un solo de saxofón a lo Kenny G, ella aparece en un callejón amarillento donde todos se pelean, se le cruza el galancito de nuevo, en el minuto 3:05 le mira intensamente la entrepierna al muchacho de sus sueños, el bulto del susodicho se transforma en un doberman negro que le ladra, el muchacho se va otra vez por las escaleras, y luego el pibe está con otra mujer en la habitación, y le cierra la puerta en la cara (a pesar de que la casa es de ella…). Se rompen varias tazas, y ella se ve de pronto sola en una habitación devastada y desordenada, donde vuelan papelitos como en la tribuna de Racing. El clip termina con ella en la cama otra vez, pensativa.



La letra de la canción, en teoría, habla de cómo hay que ser cuidadoso con lo que uno sueña, porque lo que tanto queremos se puede hacer realidad y entonces seguro que nos arrepentiríamos de haber querido eso. Aunque es una mentira atroz y bastante retorcido, el planteo, pareciera, a partir del videoclip, que la afirmación no es general (no vale, por ejemplo, para soñar con ser astronauta o con soñar con aprobar Matemática de cuarto), sino que más bien se centra en un intento de profilaxis para adolescentes (en especial, para las chicas): “Ojo nena no te vayas a encamar con cualquiera que te den ganas, porque vas a terminar sola, arrepentida y, quién te dice, con el bombo”.

Eso se expresa en la idea de que los sueños son frágiles como una taza o un plato de porcelana en tu mano; siempre y cuando vos seas, como yo, bastante torpe, o en su defecto muy rico o con Parkinson, y no te moleste o no puedas evitar tirar al suelo la taza o el plato de porcelana.

Pero si se ponen a escuchar en serio la letra, van a ver que es mucho más compleja, y que está llena de frases que, aparentemente, no tienen ningún sentido. Como tampoco tiene ningún sentido evidente el nombre de la banda, T´pau, ni el cideoclip, ni nada de lo que hacen.

Ahora bien: en mi primer día de oficina en Cancillería descubrí, casualmente, que ti pao (大炮) significa en chino “gran cañón / cañonazo”, y que el primer disco de la banda (en el que está incluido este tema) se tituló Puente de espías (Bridge of Spies).

Y entonces me di cuenta de algo que ahora me parece evidente: esta canción es un manifiesto político, y “China” aquí, significa (quién lo hubiera imaginado), China. La traducción correcta es, entonces, “China en tu mano”, y es una canción maoísta, un homenaje “contado en una tierra extranjera” hacia Mao, “el hombre que está al mando”. Y habla de dominar al país más poblado, antiguo, poderoso y extenso del mundo (bah, es el segundo más extenso, pero Canadá no cuenta, la mitad es hielo y está lleno de focas y esquimales).


Hay que leer un poco entre líneas, sí, pero claramente, cuando la canción habla de “llevar la vida en la Tierra al segundo nacimiento” se está haciendo una referencia a la internacionalización del comunismo post-Lenin y la expansión de los gonghé chinos (soviets rurales) a los decadentes países capitalistas. La “jovencita” ilusa, la “tormenta eléctrica inicial”, “el monstruo que revive”: son todas metáforas políticas obvias, y explicarlas aquí sería innecesario (y tal vez imprudente, ahora que soy un funcionario oficial). Y este “presagio de nuestro tiempo” que plantea la canción es, a la vez, poderoso y frágil, como la historia se encargó de confirmar poco después, con la caída del Muro de Berlín y todo lo que ya sabemos, incluyendo la temprana disolución del grupo T´pau, pocos años después de su inicial y breve éxito. Tal vez ellos soñaron demasiado fuerte también, sea lo que fuere que esto signifique.



https://www.youtube.com/watch?v=T4sV3lqzKqQ



China in your hand

It was a theme she had
On a scheme he had
Told in a foreign land
To take life on earth
To the second birth
And the man was in command
It was a flight on the wings
Of a young girl's dreams
That flew too far away.

And we could make the monster live again
Oh hands move and heart beat on
Now life will return in this electric storm
A prophecy for a fantasy
The curse of a vivid mind

Don't push too far
Your dreams are china in your hand
Don't wish too hard
Because they may come true
And you can't help them
You don't know what you might
Have set upon yourself
China in your hand

Come from greed
Never born of the seed
Took a life from a barren hand
Oh eyes wide
Like a child in the form of man
A story told
A mind of his own
An omen for our time

Don't push too far
Your dreams are china in your hand
Don't wish too hard
Because they may come true
And you can't help them
You don't know what you might
Have set upon yourself
China in your hand

Oh your hand
Your dreams are china in your hand,
Here in your hand
China in your hand,
Here in your hand

Woh! You take a flight on the wings of fantasy
Then you push too far
And make your dreams reality
Yeah! For the china in your hand
But you shouldn't push too hard

You take a flight on the wings of fantasy
Then you push too hard
You make those dreams reality
Yeah! China in your hands
But they're only dreams
And you shouldn't push too hard
No, no.

Porcelana en tu mano

Era un tema que ella tenía
en un plan que él tenía
contado en una tierra extrajera
para llevar la vida en la Tierra
al segundo nacimiento,
y el hombre estaba al mando.
Fue el vuelo sobre las alas
de los sueños de una jovencita
que voló demasiado lejos.

Y nosotros podríamos hacer vivir nuevamente al monstruo.
Oh, las manos se mueven y el corazón late,
ahora la vida retornará en esta tormenta eléctrica,
una profecía para una fantasía,
la maldición de una mente imaginativa.

No avances demasiado lejos,
tus sueños son porcelana en tu mano;
no desees demasiado fuerte
pues ellos pueden volverse realidad
y tú no podrás evitarlos.
No sabes lo que podrías
provocar sobre tí mismo:
porcelana en tu mano.

Proviene de la codicia,
jamás nacida de la semilla
tomó una vida de una mano árida.
Oh, ojos abiertos
como un niño en la forma de un hombre,
una historia contada,
una mente propia,
un presagio para nuestro tiempo.

No avances demasiado lejos,
tus sueños son porcelana en tu mano;
no desees demasiado fuerte
pues ellos pueden volverse realidad
y tú no podrás evitarlos.
No sabes lo que podrías
provocar sobre tí mismo:
porcelana en tu mano.

Oh, tu mano,
tus sueños son porcelana en tu mano,
aquí en tu mano,
porcelana en tu mano,
aquí en tu mano.

¡Oh! Has tomado vuelo en alas de la fantasía,
luego avanzaste demasiado lejos
e hiciste realidad tus sueños,
sí, para la porcelana en tu mano,
pero no deberías presionar demasiado.

Has tomado vuelo en alas de la fantasía,
luego avanzaste demasiado lejos
e hiciste realidad esos sueños.

Sí, porcelana en tu mano:
pero son solamente sueños
y no deberías avanzar demasiado,
no, no.



Se despide por ahora, tecleando en voz baja en la oficina y sin hacer olas,

DJ Vago



No hay comentarios:

Publicar un comentario