solo un tema por semana,
y con que le guste al diyei alcanza

lunes, 21 de julio de 2014

[88] Me chifla el moño


“Crazy” de Patsy Cline (1961) y de Gnarls Barkley (2006)


A los psicoanalistas, en especial a 
Coty Enclusa y David Mibashan.

Empiezo aquí una serie en la que aprovecho la coyuntura de que mucha gente está aún con síndrome de abstinencia mundialista, serie a la que llamaré, pomposa e incorrectamente, “Mundial Vago de la Canción”™. Bajo ese título marketinero, lo que habrá no será nada deportivo, sino (al menos) dos canciones distintas pero con igual título, en una especie de competencia en la que cada uno podrá decidir, si tiene ganas y energía, cuál es mejor.

Como primera entrega, van canciones con el título “Crazy”. Que significa “loco” o “loca”, y uno puede interpretar libremente el género del enloquecido, lo cual es una gran ventaja con respecto al castellano: nosotros decimos “está loca” y dejamos automáticamente fuera de la locura al 49% de la humanidad.
Y tenemos, por ejemplo, el eterno problema de los tangos cantados por mujeres, en los que estrofas como:

Loco, loco, loco, como un acróbata demente saltaré,
sobre el abismo de tu escote hasta sentir
que enloquecí tu corazón de libertad, ya vas a ver.

(de “Balada para un loco”, de Horacio Ferrer/Astor Piazzolla)

presentan la duda de “¿adapto la letra y canto loca, loca, loca?, o respeto la letra y canto en masculino, aunque suene extraño?”.
En inglés no está ese problema: cualquiera que diga “I´m crazy” será un loco sintácticamente cuerdo. ¿Es así o estoy crazy, Macaya?


Hay, en todos los idiomas, una gran cantidad de canciones dedicadas a la locura. Tanto, que este grupo mundialista tiene nada menos que 6 canciones, de las cuales, sin embargo, solamente clasificaron dos.

Las que no clasificaron son las siguientes:

“Crazy”, de Seal (jovencísimo y seductor, con sus dientitos separados): estuvo cerca, pero perdió en tiempo de descuento con Gnarls y quedó tercero de grupo.


“Crazy”, de Aerosmith (el himno de los degenerados que se babean con chicas de secundario): ganó, por poco, un par de partidos, pero perdió claramente contra los favoritos.

“(You Drive Me) Crazy”, de Britney Spears: la mejor canción de Britney. Lo que no la hace para nada una buena canción, pero al menos ganó un partido antes de volverse a casa.


“Krazy” de Pitbull con Lil Jon: clasificaron porque son amigos de Grondona, pero perdieron por goleada todos los partidos.


Las canciones que sí clasificaron son, como anticipa el título, la de Patsy Cline y la de Gnarls Barkley.

La primera finalista, la canción de Patsy, en realidad, es de Willie Nelson, el emblemático cantante country. La compuso en 1961, pero un año después la grabó Patsy Cline mucho mejor que él, y esa versión es la más emblemática y conocida.

Como muchas de las canciones de este grupo mundialista, aquí la locura se relaciona con el amor: amar es, a veces, una sinrazón incomprensible que te hace ver descentrado y experimentar a la vez múltiples sensaciones y sentimientos contrapuestos, como propone Lope de Vega en su famoso soneto:

Desmayarse, atreverse, estar furioso,
áspero, tierno, liberal, esquivo,
alentado, mortal, difunto, vivo,
leal, traidor, cobarde y animoso;

no hallar fuera del bien centro y reposo,
mostrarse alegre, triste, humilde, altivo,
enojado, valiente, fugitivo,
satisfecho, ofendido, receloso;

huir el rostro al claro desengaño,
beber veneno por licor süave,
olvidar el provecho, amar el daño;

creer que un cielo en un infierno cabe,
dar la vida y el alma a un desengaño;
esto es amor, quien lo probó lo sabe.

En “Crazy”, Patsy se lamenta porque ocurrió lo que ya sabía que iba a ocurrir: el quía la dejó. Ella ya sabía que iba a suceder eso, y entonces se autoincrimina diciéndose que está loca por sentirse tan mal por algo tan anticipado. Ella no dice nada malo, de su amado: no lo insulta, no le recrimina nada. Que él la haya dejado es “lo natural”, lo que ella esperaba; y sin embargo, en el estribillo, cuando dice “estoy loca por intentar, loca por llorar, y estoy loca por amarte a vos”, queda claro que la locura no es amar, sino más bien amar a tremendo infeliz, sabiendo desde siempre que no tiene remedio.

La canción es relativamente sencilla, y es una típica canción de los cincuentas (aunque fue grabada en los comienzos de la década del 60), con una bella melodía y un ritmo tirando a languido, más los innecesarios y graciosos coritos de fondo; pero está hermosamente cantada por Patsy Cline, y tiene argumentos para pelear mano a mano con cualquiera, en los noventa minutos. Eso sí, no le pidan a Patsy que cabecee, porque se despeinaría.



"Crazy" (Patsy Cline):



Crazy

Crazy, I'm crazy for feeling so lonely
I'm crazy, crazy for feeling so blue.
I knew you'd love me as long as you wanted
And then someday you'd leave me for somebody new.

Worry, why do I let myself worry
Wondering what in the world did I do?

Crazy for thinking that my love could hold you
I'm crazy for trying
and crazy for crying
and I'm crazy for loving you.

Crazy for thinking that my love could hold you
I'm crazy for trying,
and crazy for crying,
And I'm crazy for loving you.
Loca

Loca, estoy loca por sentirme tan sola,
estoy loca, loca por sentirme tan triste.
Sabía que me amarías hasta cuando quisieras
y entonces, algún día, me dejarías por alguien más.

Inquieta, ¿por qué me dejo inquietar
preguntándome qué cosa habré hecho?

Loca por pensar que mi amor podría sostenerte,
estoy loca por intentar
y loca por llorar,
y estoy loca por amarte a ti.

Loca por pensar que mi amor podría sostenerte,
estoy loca por intentar
y loca por llorar,
y estoy loca por amarte a ti.


La segunda canción finalista es del grupo Gnarls Barkley (una alusión, tal vez, al “loco” basquetbolista Charles Barkley), nombre de fantasía del dúo formado por cantautor CeeLo Green (el petiso pelado) y el músico y productor Danger Mouse (el más alto con afro). “Crazy”, grabada en 2006, fue su primer y su mayor éxito. A diferencia de casi todas las demás canciones del grupo, aquí se habla de la locura en serio. Nada de “loco por ti” ni “loco de pena” ni nada por el estilo: a este pibe le faltan jugadores de verdad. Y sin embargo, le hace partido a cualquiera, porque la canción, con una base soul súper pegadiza y rítmica, le da pie a CeeLo para que se despache con todos sus recursos histriónicos y melódicos para resaltar, en este caso, el descentramiento: repite palabras y define y rodea, muy sensatamente, los bordes de la locura, y el estribillo, en donde se repite la palabra crazy una y otra vez, tiene cada vez una letra diferente.



Lo que él dice es que está loco, pero al menos se da cuenta. Y recuerda el momento y el lugar preciso en que perdió su cordura. Locura que viene no por perder la cabeza, sino por saber demasiado, por tener las cosas demasiado claras. Y le reclama a otro (que probablemente sea una mujer, pero como preaclaré, no puede saberse a ciencia cierta si el segundo crazy de la canción es mujer o varón) que, a pesar de que la está pasando bomba y se cree que controla los hilos de su destino, se mire a sí mismo y reflexione un momento, porque posiblemente esté loco/loca también. Las estrofas son muy bellas y densas: estar ahí, estar en el lugar de la locura, tiene que ver con los héroes de la infancia y con el destino, y la muerte es un desenlace probable pero no temido. Lo que no nos hace, por supuesto, menos locos.

Este tema tiene algo de lo que carece, por obvias razones cronológicas, el “Crazy” de Patsy: un videoclip.

Y el clip de “Crazy” es memorable, uno de los diez mejores videoclips de la historia, en mi ranking. Está armado enteramente con manchas de tinta, como las del famoso test de Rorschach, entre las que aparecen insinuados, como alucinaciones, los músicos, junto con otras alimañas típicas de las alucinaciones de quienes sufren de delirium tremens.



"Crazy", Gnarls Barkley:



Crazy

I remember when,
I remember, I remember
when I lost my mind
There was something so special about that place
Even your emotions have an echo
in so much space

And when you're out there without care
Yeah, I was out of touch
But it wasn't because I didn't know enough
I just knew too much

Does that make me crazy?
Does that make me crazy?
Does that make me crazy?
Possibly

And I hope that you are
Having the time of your life
But think twice
That's my only advice

Come on now, who do you
Who do you, who do you, who do you think you are?
Ha ha ha, bless your soul
You really think you're in control?

Well, I think you're crazy
I think you're crazy
I think you're crazy
Just like me

My heroes had the heart
To live their lives out on a limb
And all I remember
Is thinking, I want to be like them

Ever since I was little
Ever since I was little
It looked like fun
And it's no coincidence I've come
And I can die when I'm done

But maybe I'm crazy
Maybe you're crazy
Maybe we're crazy
Probably

ouh ouh crazy
Loco

Recuerdo cuando,
recuerdo, recuerdo
cuando perdí mi mente,
había algo tan especial en aquel lugar,
hasta tus emociones tenían eco
en tanto espacio.

Y cuando estás ahí afuera sin cuidarte
sí, estaba inalcanzable
pero no fue porque no supiera
lo suficiente:
es que sabía demasiado.

¿Eso me hace un loco?
¿Eso me vuelve un loco?
¿Eso me convierte en un loco?
Posiblemente.

Y espero que estés
pasando el mejor momento de tu vida,
pero pensalo dos veces,
es mi única recomendación.

Vamos, ahora, qué es lo que,
qué es lo qué es lo qué es lo qué es lo que
vos te creés que sos?
Ja ja ja, dios bendiga tu alma,
¿realmente pensás que estás en control?

Bueno, yo pienso que estás loco,
creo que estás loco,
pienso que estás loco,
igual que yo.

Mis héroes tenían el corazón
para salir a vivir sus vidas en un limbo
y lo único que yo recuerdo
es pensar “quiero ser como ellos”.

Siempre desde que era un niño,
Desde que era un niño,
se veía divertido
y no es coincidencia que haya llegado
y puedo morir cuando termine.

Pero tal vez estoy loco,
tal vez tú estás loco,
tal vez estamos locos,
probablemente.

Oh, oh, locos.




¿Quién ganará? ¿El menos loco, el que abraza de lleno su delirio? ¿El que busca ayuda, el que se aísla de todos? ¿El loco por amor, el que ama la locura?

No lo decidiré yo: me recuso por facultades alteradas y lo dejo a vuestro (dudoso) criterio.




Se despide en tercera persona, mientras el moño le chifla otra tonada:


DJ Vago

No hay comentarios:

Publicar un comentario