solo un tema por semana,
y con que le guste al diyei alcanza

domingo, 4 de octubre de 2015

[142] Tan solo en tu compañía



“Somebody I use to know”, de Gotye (2011)



Solo para molestar, de jodido que soy, adelanto mi posteo semanal, continuando con la serie “Tango/Drama”. Vamos hoy con una canción (cero tango, por cierto) que el cantautor belga-australiano Gotye sacó en 2011, en su álbum Making mirrors (“haciendo espejos”), y que se titula “Alguien a quien conocía” (en internet se ve mucho la traducción “alguien a quien solía conocer”, que es literal pero en castellano no tiene sentido; incluso sería mejor “alguien que (yo) conocía”, pero bueno, me da fiaca ponerme quisquilloso).


El tema es interpretado a dúo por Gotye y Kimbra, una cantante neozelandesa. Fue un gran hit a nivel mundial, y Gotye ganó con él más de un millón de dólares, y parte de eso lo utilizó (espero) para arreglarse los dientitos desparejos. Igual, tuvo que entregarle unos cuantos cientos de miles a los herederos del brasileño Luiz Bonfá, a quien le afanó (perdón, cierto, se dice “homenajeó y olvidó mencionarlo”) la base rítmica y armónica de su ultrasesentoso y pegadizo tema instrumental “Seville” (1967):



Porque sí, esta canción de Gotye es una especie de rock-indie-abossanovado-emo, una mezcla difícil de digerir, y sin embargo le salió bastante bien, pues la canción se deja escuchar, es pegadiza y, sobre todo, se distancia de los insufribles temas popeados-reguetoneados-featuringzados-calcados-ladrados con que nos vienen bombardeando las radios y los ex canales de música en los últimos años.

La letra de la canción es, por supuesto, lo único que conecta (“conecta”, bueno, es un decir) este tema con un tango: una canción de amor que pintaba bien pero terminó mal, entre mutuos reclamos y lamentos.



Las diferencias con el tango:

a) Él (el cantor) tiene demasiados sentimientos. Es un blandito. En especial cuando dice “pero (ahora) me tratás como a un extraño, y se siente tan duro”, frase que, de ser pronunciada por un tanguero de ley, generaría el escarnio y la burla eternos en cualquier barrio de tango (mucho más que, por ejemplo, ir a misa e hincarse a rezar). Un tanguero puede tener uno, a lo sumo dos sentimientos a la vez: esta marea de sensibilidad que presenta Gotye mataría de un infarto al milonguero promedio.

b) La relación amorosa no es recordada como algo positivo. En todo tango, el amor (mejor dicho: el amor pasado) es lo más, incluso en los casos en que se basó en engaños y traiciones. Pero aquí, él se alegra de que la relación de ellos dos terminara, pues los dos juntos “no tenían sentido” y él, cuando estaba con ella, se sentía solo: “me sentía tan solo en tu compañía”.

c) Aparece la voz de ella, cosa que falta en el 90% de los tangos. Y la voz de ella presenta su versión de los hechos, cosa que falta en el 99,9% de los tangos (no estaría mal, por ejemplo, saber qué piensa ella de él, mientras él canta temas como “Chorra”, “Mala suerte”, “Rencor”, etcétera). En “Alguien que conocía”, la onda de él es depresiva y melancólica, pero la de ella es tajante y directa: lo deja a él bastante mal parado, y no precisamente por blandito, sino por psicópata (él la jodía todo el tiempo y encima le echaba la culpa a ella por todo, y ahora que no están juntos la sigue persiguiendo y volviéndola loca).


La gran pregunta sería: si él está tan conforme con que la relación terminara, y no siente nada por ella, y ni siquiera quería que siguieran siendo amigos (como ella sugirió cuando cortaron), entonces: ¿a qué viene tanta protesta, tanto “no tenías que caer tan bajo” y demás? Todo el tema es como una protesta por las formas, por las formalidades: “No es el hecho, ¿entendés? Es la actitud”. Como quien dice: “No me molesta que me afanaran la billetera, pero podrían haberme devuelto el DNI cuando se los pedí”. Si hacemos caso a la versión de él, no queda del todo claro cuál sería el motivo de este tan dolido reclamo amoroso, por un amor que casi no existió excepto como el recuerdo de un dolor, como una especie de moretón. A menos que la versión de ella esté más cerca de la realidad, y él es realmente un psicópata siempre dispuesto a enredar todo con las palabras, a echar sutilmente sobre ella la culpa de todo y a no dejarla en paz ni siquiera después de que por fin ella se lo pudo sacar de encima (y tuvo que hasta cambiar su número de teléfono, para que él no la persiguiera y la volviera loca). Pero no sé: eso imagino nomás.



El videoclip, al igual que la canción, se destaca a partir de elementos sencillos. Es una propuesta casi conceptual: aparece él desnudo (no es precisamente un fisicoculturista, Gotye), extra-vulnerable con sus dientitos desparejos y su peinadito semi-emo, y mientras va cantando su lamento de frente a la cámara, por detrás se empieza a dibujar, por sí mismo, un cuadro abstracto, hecho de líneas y colores. El cuadro (hecho sobre una obra del papá de Gotye, que es pintor) primero llena el fondo, pero luego se dibuja también sobre el cuerpo y la cara del cantor. Hacia la mitad de la canción, aparece ella, de perfil, también pintada, y empieza a contestarle de perfil: los dos quedan con la típica “postura ABBA”, uno de frente, otro de perfil y cantándose mutuamente. Hacia el final, mientras terminan de repetir lo de “ahora ya solo sos alguien que conocía”, ella se va despintando, como para remarcar que se sale - se va de ese cuadro que ya no es el de ella.




Somebody I use to know

Now and then I think of when we were together
Like when you said
you felt so happy you could die
Told myself that you were right for me
But felt so lonely in your company
But that was love and it's an ache I still remember

You can get addicted to a certain kind of sadness
Like resignation to the end, always the end
So when we found
that we could not make sense
Well you said that we would still be friends
But I'll admit that I was glad that it was over

But you didn't have to cut me off
Make out like it never happened
and that we were nothing
And I don't even need your love
But you treat me like a stranger
and that feels so rough

No you didn't have to stoop so low
Have your friends collect your records
and then change your number
I guess that I don't need that though
Now you're just somebody that I used to know.
Now you're just somebody that I used to know.

Now and then I think of
all the times you screwed me over
But had me believing it was always something that I'd done
But I don't wanna live that way
Reading into every word you say
You said that you could let it go
And I wouldn't catch you hung up on somebody that you used to know

But you didn't have to cut me off
Make out like it never happened and that we were nothing
And I don't even need your love
But you treat me like a stranger and that feels so rough

No you didn't have to stoop so low
Have your friends collect your records and then change your number
I guess that I don't need that though
Now you're just somebody that I used to know
Now you're just somebody that I used to know
Alguien a quien conocía

De vez en cuando pienso en cuando estábamos juntos,
como cuando dijiste
que te sentías tan feliz que podrías morir.
Me dije a mí mismo que estabas bien para mí,
aunque me sentía tan solo en tu compañía.
Pero eso era amor y es un dolor que aún recuerdo.

Puedes hacerte adicto a cierta clase de tristeza,
como la resignación al final, siempre el final.
Así que cuando nos dimos cuenta
de que no teníamos sentido,
bueno, dijiste que igual podíamos ser amigos,
pero admitiré que me alegré de que se terminara.

Pero no tenías que cortarme así,
hacer como que nunca pasó
y que no fuimos nada.
Y ni siquiera necesito tu amor,
pero me tratás como a un extraño
y resulta tan duro.

No, no tenías que caer tan bajo,
hacer que tus amigos fueran a buscar tus discos
y luego cambiar tu número de teléfono.
Igual supongo que no lo necesito,
ahora solo sos alguien a quien conocía.
Ahora solo sos alguien a quien conocía.

De vez en cuando pienso
en todas las veces que me jodiste
Y me hacías creer que siempre era
por algo que yo había hecho.
Pero no quiero vivir así,
leyendo en cada palabra que dices.
Dijiste que podías dejarlo atrás
y que no te vería obsesionado con alguien
a quien conocías.

Pero no tenías que cortarme así,
hacer como que nunca pasó
y que no fuimos nada.
Y ni siquiera necesito tu amor,
pero me tratás como a un extraño
y resulta tan duro.

No, no tenías que caer tan bajo,
hacer que tus amigos fueran a buscar tus discos
y luego cambiar tu número de teléfono.
Igual supongo que no lo necesito,
ahora solo sos alguien a quien conocía.
Ahora solo sos alguien a quien conocía.


Bueno, eso es todo por esta semana. Espero que les haya gustado el posteo, pero si no es así, escucharé atentamente todos sus reclamos y me dispondré a no contestarlos a la brevedad. Porque ya me conocen, así soy, jodido.

Pero pueden ponerle “me gusta” al posteo, no hace falta que me eviten así.


DJ Vago

No hay comentarios:

Publicar un comentario